Reinvindicando a Luis XVI, la farsa de la revolución francesa

Uno de los episodios más importantes de la historia moderna se llevo a cabo en Francia hace un poco más de 200 años, en la denominada revolución francesa, episodio que significó el triunfo de las luces sobre el oscuro absolutismo monárquico, que en la actualidad lo vemos, como un régimen opresor y frívolo, en el que un Rey impotente en la cama, como incapaz de llevar la gran nación francesa la castigaba con impuestos cada vez mayores, en los que la reina, madame deficit, se burlaba del hambre de la gente, apropósito de ella, es improbable que de su boca saliera la tristemente frase, de que si no había pan entonces que coman pasteles.

Por cierto Luis XVI ni sus parientes financian esta entrada, pondre en el tapete algunos puntos, en los que se basan la mayoría de personas para definir a la revolución francesa, como el triunfo sobre el bien del mal, el triunfo de la solidaridad del pueblo frente a la apatía aristocrática, el triunfo de la razón frente a la fuerza opresora.

La cárcel de la Bastilla, la mítica torre de la bastilla de la cual se dice hasta hoy servía al rey para apresar, torturar a personas que no eran afines al régimen monarquico, mitificada como el símbolo de la opresión e intolerancia real, el día en que se la tomo, solo habían 7 personas, vamos que esta cifra es casi siempre obviada en los libros de historia.

 

*Este artículo aún no ha acabado

 

Deja un comentario