¿Qué es el debido proceso?

El debido proceso es un principio jurídico por el cual a toda persona se le tienen que respetar todos los derechos legales que la Ley nos brinda al interior de un proceso. El debido proceso es un conglomerado de garantías que cada ciudadano tiene dentro de un proceso que puede ser penal, civil, administrativo y de cualquier otra índole.

El debido proceso abarca los derechos procesales y garantías que tengan las partes, también respetar las formalidades que sean necesarias en el procedimiento legal en cuestión.

El debido proceso nos protege de las arbitrariedades que los organismos del estado quieran imponernos, y también de grupos de poder o empresas multimillonarias quienes aprovechando su poder de facto frente a ciudadanos de pie pretendan imponernos su voluntad de manera arbitraria.



¿Para qué sirve el debido proceso?

Para asegurar los derechos de las personas que formen parte del proceso, además para evitar arbitrariedades que las partes o el Estado u otros poderes del estado puedan realizar al interior del mismo.

 

¿Qué garantías son las que protege el debido proceso?

Las garantías que se protegen no están escritas en piedra, y variará dependiendo del país en que nos encontremos, sin embargo se pueden distinguir a las siguientes como las más importantes y aceptadas:

 

1.- Derecho a un Juez Natural:

Los jueces que nos van a juzgar tienen que estar establecidos previamente por Ley, esto quiere decir que no se pueden designar jueces a dedo para una cuestión particular.

 

2.- Derecho al Juez Imparcial:

El juez que nos va a juzgar debe ser imparcial y también parecerlo, pues no se puede permitir que jueces con conflictos de intereses en el caso en cuestión sean los que decidan sobre el resultado de la misma.

 

3.- Derecho a ser asistido legalmente:

Esto en derecho penal, es usual que cuando una parte no goce de los recursos económicos para contratar un abogado o bien no quiera contratar uno, el Estado le proporcione uno de manera gratuita

 

4.- Derecho a usar la lengua propia o bien asistencia de interprete:

Toda persona debe ser atendida, si así es necesario, mediante la lengua materna del procesado, o bien de gozar de un interprete.

 

5.- Garantía de doble instancia:

Tenemos derecho a una segunda opinión, si una sentencia no satisface las expectativas de un procesado este podrá apelar la misma, para que un tribunal o corte superior pueda emitir una sentencia adicional.

 

 

El debido proceso en el proceso Penal:

El debido proceso es vital en todos los procesos (Penal, Civil, Administrativo y más), su importancia cobra trascendencia especial en el proceso penal, donde se  decide la libertad de las personas.

El debido proceso esta presente de principio a fin del proceso penal, desde la acusación hasta la sentencia que lo puede condenar en última instancia, todos los pasos del proceso penal, deben de hacerse respetando el debido proceso, garantizando los derechos que tiene el acusado, de no respetarse todos los requisitos y garantías del proceso, aun cuando la sanción sea justa (en el sentido moral de la palabra), esta deviene a ser contraria a Ley.

 

Aún el criminal más despiadado y desalmado, tiene derecho al debido proceso.

 

Sobre este artículo:

En este artículo he querido poner en palabras sencillas lo que significa el «Debido Proceso» su importancia para salvar a las personas de las arbitrariedades a los que muchas veces los que detentan el poder tienden a cometer. En palabras simples para un público no tan familiarizado con cuestiones legales.

 


Artículo escrito por JM (Bachiller en Derecho).

Deja un comentario