Derecho

Marbury Vs Madison y El control Difuso

Este caso, bueno no tanto el caso, sino la decisión que se dio en la sentencia, dio el nacimiento al control difuso como lo conocemos hasta hoy, el protagonista el señor John Marshall, quien estableció que los jueces deben de preferir la norma constitucional a todas las demás normas en el ordenamiento jurídico, hoy esta idea que nos parece lógica o sobreentendida, en aquellos tiempos marcó un antes y después en la historia del constitucionalismo.

El contexto histórico

Pongámonos en el año 1800, Los Estados Unidos independizados no hace mucho, Washington fue el primer presidente, John Adams (Federalista) el segundo, el problema fue que antes de pasarle el poder al electo Thomas Jefferson (republicano, del partido contrario), este quiere asegurar su poder en el gobierno, nombrando a jueces de paz, justo antes de salir del cargo, sin embargo todos los formalismos ya estaban hechos, solo que el secretario de Estado por el ajetreo de la transición, no pudo entregar todas las actas de nombramiento, entregando solo a algunos y dejando en manos del próximo gobierno la entrega de las que faltaban, el gobierno de Thomas Jefferson nunca las entrego.

Lo que se entendía por constitución

Hoy en día nos queda por sobreentendido, que la constitución es el documento más importante más importante del Estado y en base a ella se crea el ordenamiento jurídico y esta no se le puede oponer, es decir tiene fuerza obligatoria siendo lo que es, la norma de mayor jerarquía.

Pero por el año 1800, aún nada estaba claro, de hecho gran parte de ella era letra muerta, una fantasía irreal de los padres fundadores, que hasta ellos mismos violaban, en aquella redacción, no participaron negros ni mujeres, claro tampoco nadie que no sea adinerado.

Aún no había consenso sobre que entender por constitución y la influencia que esta ejerce, o que quizás no ejercía ninguna y solo era un documento decorativo que recordaba la proeza de la lucha contra Inglaterra el cual ponerlo en un lindo museo.

 

 

Para que sirve la acción de Amparo

Que derechos protege?

La acción de Amparo sirve para proteger los derechos que la constitución da, sean estos mencionados expresa o implícitamente, además por lo general, también de los derechos que los tratados de Derechos Humanos y también, los derechos reconocidos en las sentencias de tribunales internacionales sobre derechos humanos, como producto de la interpretación de los tratados.

La acción de Amparo surge para defender esos derechos de las transgresiones que puedan ser cometidas por el Estado a través de sus instituciones o inclusive de particulares (personas naturales o jurídicas)

Sirve para defender todos los derechos de la constitución?

En algunos casos como en México, sirve para defender todos los derechos reconocidos en la constitución con exclusividad, sin embargo en otros aparte de la Acción de Amparo, encontramos como hermanos de esta al Habeas Corpus (el cual defiende la libertad de la persona) y el Habeas Data (Derecho a la privacidad, acceso a la información).

Tutela de Urgencia

Sin embargo, el proceso extraordinario, al cual solo se puede recurrir ante graves faltas a los derechos constitucionales en supuestos de gran necesidad de una tutela rápida e eficaz, cuando no haya necesidad por no ser tan grave la vulneración ni se necesite de una tutela urgente, por lo general, esta no será procedente por esta vía y el caso se tendrá que ver en el fuero común, esto es ante el poder judicial o ante la autoridad administrativa competente para solucionar el problema.

Datos Sobre la acción de amparo

Nació en la constitución de Queretaro en México (1917)

Es un recurso extraordinario, por lo que hay reglas fijas para la procedencia

 

 

 

Diferencia entre Derechos Humanos, Constitucionales y Fundamentales

Esta es una pregunta un poco compleja y hasta cierto grado engañosa y es que actualmente la mayoría de las constituciones en los Estados de Derecho, reconocen a los derechos humanos y los nombran expresamente en sus constituciones y a los que no los nombran, pues le dan el mismo rango constitucional, ahora bien en su relación con los derechos fundamentales, las normas y derechos constitucionales son las que fundan al estado, de allí lo fundamental, por lo que los derechos fundamentales se positivisan y los encontramos expresa o tácitamente en la constitución.

Los derechos fundamentales son los constitucionales:

La tendencia en la actualidad es reconocer a los derechos humanos y dar a estos la máxima jerarquía usualmente, la jerarquía de los derechos constitucionales y no solo los derechos reconocidos en los tratados celebrados y reconocidos por el Estado sino que también ya, las decisiones que los tribunales de DDHH adquieren también el carácter obligatorio de ser respetados por los Estados y no solo como sentencias puntuales sino que también su forma de ver e interpretar estos derechos.

También aunque no sea usual, podemos toparnos con derechos constitucionales,

La diferencia de los DDHH con los otros dos:

Si queremos ver la diferencia entre derechos fundamentales o constitucionales con los Derechos Humanos, es que los dos primeros nacen con la constitución, la misma que crea el estado, esa es la condición para que nazcan, en cambio los derechos fundamentales siempre han estado allí, acompañando al hombre desde que llego al mundo, estas estan usualmente reconocidas en tratados y convenciones internacionales, mucho cuidado, en estas se reconocen mas no se crear, pues siempre han estado allí, sin embargo en la gran parte de la historia fueron desconocidas, solo en los últimos años las estamos conociendo y respetando al menos en lo que se pueda.

Además de esta diferencia, las constituciones ofrecen más derechos que los DDHH, pero no pueden pretender dar menos DDHH de los que existen, ya que no es decisión de ellos decidir cuales son o no, sino que, bueno estos ya vienen con el hombre y nada ni nadie se los puede arrebatar al menos en teoría.